caro y barato

 

Como siempre lo he dicho, para vernos bien NO es necesario gastar fortunas, es cuestión de buen gusto y de tener en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de comprar.

  • Busca que la ropa “te quede bien”, que las pinzas de la prenda estén en el lugar correcto, que los hombros te lleguen justamente a esa altura, que las mangas te lleguen al huesito de la muñeca. Es decir, que la prenda se note que es tuya y no que parezca prestada.
  • Cuida que las costuras sean discretas, rectas y contínuas. Evita los hilos sueltos. En general, evita la ropa mal cosida.
  • Evita utilizar prendas  que debido a su uso se ven deslavadas o percudidas. Los colores oscuros como el negro, azul marino y café son suceptibles a los cambios de coloración.
  • Cuida que los ojales estén bien terminados, este detalle denotará claramente si la prenda es de calidad o no.

No importa el precio de la prenda, lo importante es qué tan bien te hace lucir.

¡Mucho ÉXITO!

 

 

 

Anuncios