Etiquetas



Para que lo bueno entre a nuestra vida, es necesario hacerle espacio

Me encantan los comienzos porque son una excelente oportunidad para dejar atrás cualquier arrepentimiento y empezar de nuevo pero con más experiencia.

Este inicio de año es un muy buen momento para planificar lo que queremos hacer durante el resto del año y sobre todo, para identificar en QUIEN nos queremos convertir. Sin embargo, tanto en lo físico como en lo mental, es necesario “depurar“, quitarnos de la mete telarañas, miedos, flojeras y/o cualquier otro vicio o manía que nos esté impidiendo alcanzar nuestros objetivos. Y como siempre lo he dicho:

el orden físico propicia el orden mental”,

Así que, limpiar nuestro armario es una muy buena manera de comenzar con ese orden para hacerle espacio a todo lo bueno que está por venir (en este caso: a toda la ropa y accesorios lindos que compraremos este 2015).

limpieza de armario

Sí, ya sé que en muchas ocasiones es muy complicado  deshacernos de cosas por cuestión de “apegos”, ya sea porque esa prenda nos la regaló nuestra tia favorita, lo tejió nuestra mamá o la compramos en una época excelente de nuestra vida, pero la razón no importa, lo importante es hacernos las siguientes preguntas y SOBRE TODO responderlas con toda la sinceridad del mundo:

  • ¿Todavía me queda?

Muchas veces guardamos prendas o accesorios que solo están ocupando un espacio en nuestro closet pero que ya no nos queda bien o ya no corresponden a nuestro estilo actual, así que estas prendas podrían servirle a alguien más.

  • ¿He utilizado esta prenda en los ultimos 12 meses?

Honestamente, cuando dejamos de utilizar una prenda durante un año, dificilmente la volveremos a utilizar. Y si bien las modas con cíclicas, los estampados y cortes cambian un poco. No guardes pensando en la moda que vendrá en 3 años.

  • ¿Lo voy a volver a usar?

En ocasiones hacemos compras por euforia o para eventos especiales (como alguna  fiesta); si este es el caso, piensa bien si tendrás otra oportunidad similar para volver a utilizar ese vestido o bolsa que compraste para la boda de tu prima.

  • Si veo esta prenda en alguna tienda ahorita, ¿lo volvería a comprar?

Al paso del tiempo, nuestro gusto por alguna prenda no debería de cambiar y un buen medidor de este “amor” por la prenda, es esta pregunta.

  • Me encanta como me veo y como me siento con esta prenda?

Si nos sentimos bien con lo que traemos puesto es seguro que transmitamos ese  bien-estar a todos los demás, así que con ropa nueva o no tan nueva, la sensación siempre debe ser muy buena.

  • ¿Necesita alguna reparación esta prenda?

En caso de que esa prenda te guste mucho, se te vea incredible y la vayas a utilizar en el futuro pero necesita arreglo, llévala con un especialista para que se vuelva a ver increible, pues por muy hermosa que sea una prenda, si ésta no está en excelente estado, te hará lucir desaliñad@.

AL TÉRMINO DE ESTA LIMPIEZA, SEGURAMENTE TENDRÁS MUCHAS PRENDAS QUE YA NO QUIERES; SI ESTÁN EN BUEN ESTADO, PIENSA A QUÉ PERSONAS CERCANAS LES PUEDE QUEDAR O GUSTAR PARA QUE SE LAS REGALES.  OTRA MUY BUENA OPCIÓN  ES DONARLAS A ALGUNA CASA HOGAR O INSTITUCIÓN DE CARIDAD Y ESTOY SEGURA DE QUE ESTA EXPERIENCIA SERÁ IGUAL DE PLACENTERO O MÁS, QUE IR DE COMPRAS.

Anuncios